Quiropráctica

Qué es la homeostasis: cómo se regula el medio interno de nuestro cuerpo

By 15 abril 2020 No Comments
Que es la homeostasis

Para entender qué es la homeostasis, basta con estar un poco atentos. ¿Alguna vez te has sumergido en una bañera de agua helada? Cuando lo haces, tu corazón se acelera. Empieza a latir con fuerza. Bombea sangre para sacar la máxima energía posible de las células.

Lo que está haciendo es intentar adaptarse. Sobrevivir. Se suele decir que el cuerpo es sabio, pero ¿qué significa en realidad? Esto haciendo referencia a la inteligencia innata de nuestro organismo. Es la forma en que los quiroprácticos entendemos qué es la homeostasis.

Qué es la homeostasis: definición sencilla

Hay una definición sencilla de que es la homeostasis. Es la siguiente: “La homeostasis es la capacidad adaptativa de nuestro cuerpo.”

Sin embargo, para entenderla mejor necesitamos profundizar un poco y saber cómo funciona. En la homeostasis influyen tres actores principales:

  • Los receptores, encargados de detectar los cambios en el entorno.
  • El centro de control, que sería el cerebro, encargado de enviar las órdenes de auto-regulación.
  • Los efectores, que ejecutan esas órdenes.

Para entender qué es la homeostasis, piensa en cuando haces ejercicio. En tu piel hay receptores que captan el aumento de la temperatura. Entonces, envían la señal al cerebro. Este la recibe y manda la orden: bajar la temperatura. Y es entonces cuando las glándulas empiezan a segregar el sudor.

La homeostasis se encarga de adaptar nuestro organismo a los cambios del entorno para ayudar a su supervivencia. No solo a nivel físico, sino también mental. Un medio interno en equilibrio puede mejorar tu estado de ánimo, tu capacidad de concentración o tu rendimiento intelectual.

Por tanto, la homeostasis también aumenta nuestra resiliencia. Nos ayuda a superar los retos de la vida y salir fortalecidos de ellos.

Órganos que intervienen en la homeostasis

Los órganos que intervienen en la homeostasis son muchos. Por no decir todos. Sin embargo, hablar de órganos no es del todo correcto. Más bien se debe hablar de sistemas. El sistema nervioso es el más básico y principal.

Su función es primordial. Es el centro de mandos. Se encarga de gestionar las funciones necesarias para la homeostasis. De trasladar las órdenes concretas de tu cerebro al resto de órganos.

También influyen el sistema endocrino y circulatorio. Uno segrega las hormonas y el otro las transporta por tu cuerpo para que lleguen a su destino. Para que la auto-regulación se lleve a cabo, es necesaria la coordinación de estos tres sistemas.

Si uno falla, todo el proceso se resiente. Por tanto, ¿qué es la homeostasis? Una autorregulación coordinada por estos tres sistemas.

Homeostasis y quiropráctica

Como hemos visto, el cuerpo trabaja sin descanso. Se autorregula. Se regenera. Se adapta al entorno. Todo para que podamos vivir en las mejores condiciones de salud física y mental.

Sin embargo, todo depende de la coordinación de los tres sistemas que hemos mencionado: el sistema nervioso, el endocrino y el circulatorio. Si uno de los sistemas falla, el proceso de la homeostasis entero se resiente.

Cuando las vértebras se mueven, pueden provocar subluxaciones. Es decir, pinzamientos en los nervios debido al desplazamiento. Esto provoca que haya interferencias. La información de los receptores no llega con la claridad necesaria. Las órdenes que envía el cerebro pierden efectividad. Los efectores no actúan como toca.

El cuerpo es capaz de regenerarse. Muchas de las dolencias que tenemos, puede tratarlas él mismo. Pero para ello tenemos que darle las herramientas necesarias: una buena alimentación, una mentalidad sana, hacer ejercicio con regularidad y mantener un sistema nervioso libre de bloqueos. La quiropráctica se encarga de esa última parte.

Si quieres saber más, pide tu cita para una sesión informativa gratuita.

Leave a Reply

Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?
Powered by